lunes, 22 de junio de 2015

Un bonito concierto, un gran trabajo.

Pasaron los dos días de concierto. han sido un total de 6 pases repartidos en dos días para que tanto el alumnado del Centro como las familias pudieran ver el concierto final de nuestro Coro.
Seguramente mi opinión es la menos objetiva de todas, pues está empañada por las vivencias de cada ensayo, el recorrido hecho hasta este punto final en el que lo mostramos al público, la emoción de ver a esos chicos y chicas brillando con luz propia, el reflejo de esas miradas que perciben que están transmitiendo emoción a raudales y que se sienten protagonistas de su hazaña.Por esta razón, sólo me limitaré a expresar mi opinión de lo sucedido. Ya cada cual que vierta la suya donde corresponda, aquí son todas bienvenidas si se hacen desde el respeto.

Ya dije en la sala que ha sido un trabajo duro, primero por las condiciones en las que se ha desarrollado, pues el tiempo del recreo es totalmente insuficiente. Prácticamente nos da tiempo a empezar, algunos incluso empiezan a cantar cuando aún tienen el desayuno en la mano o tienen que ir corriendo al servicio. No olvidemos que esta actividad requiere siempre una organización, un espacio (en este caso no el más adecuado) y un tiempo, sobre todo un tiempo, un tiempo que habrá que buscarle si realmente queremos que sea una actividad importante en nuestro Centro. Sacar así adelante un concierto resulta bastante agotador para todos. Pero ahí están mis héroes y heroínas, dispuestos a sacar a delante un repertorio. Acudiendo sin desmayo a un ensayo tras otro para perfeccionar detalles, estudiando y repasando en casa las letras y melodías, entregándose incondicionalmente a esta ilusión.

Para mi, no cabe la menor duda. El objetivo se ha conseguido con creces. Estos niños y niñas que han puesto tanto esfuerzo en su tarea han tenido su justa recompensa en forma de aplausos, ovaciones, abrazos y besos. ¿Acaso hay una recompensa mayor que el reconocimiento? 

Durante los conciertos estuve casi todo el tiempo de espaldas al público, como corresponde a la persona que dirige, aún así, pude apreciar muchos rostros de asombro, de alegría, de orgullo y, sobre todo, EMOCIÓN, mucha emoción. Es otra prueba de que lo hemos conseguido, hemos hecho que nuestro Coro sea capaz de ilusionar (a los de dentro) y de emocionar (a los de fuera).

Desde hace años, propongo este tipo de actividades con los chicos y chicas que voluntariamente me quieran acompañar, y siempre saco las mismas conclusiones. Pocas actividades tienen la capacidad para despertar y trabajar tantos valores, de emocionar tanto y de convertir el aprendizaje en deseo por mejorar. 

Una vez más, me vuelvo a sentir orgulloso de estos niños y niñas que, superando no pocas dificultades y exigencias, han conseguido llegar hasta el último paso, hasta el más difícil todavía, hasta aquel para el que hemos estado trabajando ando codo con codo. Por eso sólo me queda darles la ENHORABUENA y mi más efusiva felicitación, pues sin ellos, sin ellas, esto sería completamente imposible.

A todas las demás personas que han colaborado de una u otra forma con este proyecto, mi más sincero agradecimiento: Equipo Directivo, AMPA, maestros y maestras del Centro, personal de la Casa de la Cultura, madres y padres y, muy especialmente, a mi compañero de viaje el profe José Ramón. Todo un lujo contar con semejante apoyo y su calidad al ofrecerlo. Compañero, gracias por unirte al equipo.

No quiero cerrar esta entrada sin dedicar la parte que me toca al que durante los últimos años ha sido mi gran compañero, amigo y maestro. Aquel del que he aprendido tanto sobre el binomio música y escuela, y al que debo tanto de lo que sé sobre ésto. Como digo, la parte que me toca se la dedico al gran maestro Jerónimo González Morante. Un fuerte abrazo COMPAÑERO. Tú tienes mucha culpa de todo esto...

A continuación unas fotos tomadas por el maestro José Ramón durante los preparativos y los diferentes pases del Concierto. Conforme se vayan editando los vídeos del concierto se irán publicando aquí mismo.


2 comentarios:

  1. Hola soy Carlos, nosotros, también tenemos que darte a ti la enhorabuena, ya que si no hubiera sido por ti no se hubiera desarrollado este proyecto, que ha hecho que un montón de niños vallan ilusionados al colegio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos. Hemos formado un buen equipo. Un abrazo.

      Eliminar